¿Cómo podemos ayudar?

¿Qué diferencias hay entre las versiones de la API?

¿Por qué una API nueva?

Nuestros usuarios utilizan monday.com para administrar todo. Los equipos de marketing la usan para llevar un registro de los activos que pasan del área de diseño al área legal hasta sus clientes (y viceversa). Los equipos de manufactura la usan para entender mejor los cuellos de botella en sus procesos. Todos l usan para crear sus campos de llamas. 

Fue por ello que nos dimos cuenta que teníamos que crear una API tan dinámica como las necesidades de nuestros usuarios. Tenía que ser intuitiva y expresiva, y tenía que representar muchos datos complicados de manera simple. Así es nuestra nueva API. 

¿Por qué debería usar la API de GraphQL?

Si bien nuestra API REST era genial, aquí te contamos por qué nuestra API GraphQL es mejor. 

1. Es simple

Con GraphQL, no tienes que preocuparte por gestionar múltiples puntos de conexión, cada uno con un conjunto de parámetros levemente diferentes. Aquí hay un solo punto de conexión con el que interactúas de manera consistente, lo cual te facilita la obtención de los datos que necesitas cuando los necesitas. 

2. Es amplia

Nuestra nueva API está creada sobre la misma infraestructura que nuestra plataforma, es decir que se actualizará con nuevos tipos de columnas y datos tan pronto como se publiquen. Si bien nuestra última API se limitaba a solo 7 tipos de columnas, ahora puedes interactuar con las 25 (y cada vez más) columnas que admite nuestra plataforma. 

3. Es expresiva

¿Te cansa tener que hacer más llamadas API que las necesarias para la lógica de tu aplicación? Para ello creamos la exitosa GraphQL. En lugar de tener que ejecutar una consulta nueva cada vez que recibes una pieza de datos, puedes combinar consultas para obtener datos tan detallados como lo desees, con lo cual tu aplicación será más eficiente y tu podrás concentrarte en hacer cosas geniales con tu código. 

¿Cuál es la diferencia entre las dos API?

Nuestra API nueva tiene una estructura mucho más simple, toda la información para cada llamada está en el cuerpo de una sola solicitud POST. Ya no tendrás que preocuparte por los verbos HTTP o por tener que hacerle seguimiento a varias URL. 

También puedes obtener datos de los objetos que devuelves en una consulta, así no tendrás que preocuparte por tener que enviar una segunda consulta en función de los datos que te devolvió la primera. Pasarás menos tiempo esperando al servidor y más tiempo creando. 

A modo de ejemplo, supongamos que queremos crear una cantidad de elementos en función de algunos datos de una base de datos de un cliente. 

En la API anterior, tendríamos que hacer una solicitud POST para cada entrada y luego varias solicitudes PUT para completar cada campo para la entrada. Con GraphQL, podemos hacer esto en una llamada por entrada y usar variables para completar las columnas con mínima manipulación de las cadenas. 

request.post({
    url : "http://api.monday.com/v2",
    json : true,
    headers : {
        "Authorization" : "YOUR_API_KEY_HERE"
    },
    body : {
        "query" : "mutation {
                      create_item(
                        item_name: "YOUR_ITEM_NAME"
                        board_id: BOARD_ID,
                        group_id: "topics",
                        column_values : "{"text" :"YOUR_DATA HERE"}"
                      ) {
                        id
                      }
                    }"
    }
}

 

¡Feliz programación! 

Si tienes dudas sobre esto o alguna otra cuestión en este artículo, puedes comunicarte con nuestro equipo de éxito del cliente a la dirección [email protected]